Barcelona nos ofrece las mejores pastelerías

Las buenas pastelerías están en todos lado y Barcelona no es la excepción. Así que sepas de pastelería o no, seas estudiante universitario de eae business school como eae opiniones o no, estas pastelerías deberías de visitar al menos algunas vez en tu vida.

A manos del francés Eric Ortuño, y la costarricense Ximena Pastor, encontramos L’Atelier Barcelona (Viladomat, 140 bis), un local en donde se combina obrador, pastelería, zona de degustación y aulas de formación, por dónde ya han hecho presencia reconocidos pasteleros con la finalidad de dar clases prácticas a profesionales y aficionados.

Siendo ésta una propuesta realmente innovadora, del obrador cada día salen piezas delicadas que son respuestas de forma constante. Fue una gran suerte encontrar un lugar tan amplio en la calle Viladomat, muy próximos al negocio de quién uno de sus buenos amigos, el pastelero de origen japonés Takashi, de quién se sabe ha pasado muchos años en el barrio, lo que fue un argumento más para decidir su instalación en esa parte del Eixample.

En dicha zona al parecer, se cuenta con una gran oferta en lo referente a pastelerías, incluso ello ha dado pie para organizar una ruta dulce, la cual será posible degustar previo pago de un carnet, y por supuesto que en esta ruta no podrían faltar los establecimientos originales como el de Takashi Ochiai, que aparte de contar con productos tradicionales, también fue merecedor del premio al mejor croissant. Allí se venden postres japoneses que son elaborados con ingredientes de temporada, sin dejar de mencionar que se ofrecen cursos de pastelería nipona.

Si continuamos por esa milla dulce del Eixample, nos tomaremos con La Pastisseria Barcelona, quien ha recibido recientemente el premio Mejor Pastelería de Catalunya gracias a la votación de los profesionales del Gremi de Pastisseria de Barcelona. Al frente de la misma se encuentra Josep Maria Rodríguez junto a su pareja Ana Jarquín. Cabe destacar que esté pastelero fue campeón mundial de pastelería en 2011, señala que “ha sido fantástico obtener un premio que supone el reconocimiento del propio sector”, y que el mismo se encuentra en compañía del que recibió Jarquín durante el último certamen Madrid Fusión, donde fue proclamada Pastelera Revelación del año gracias a un postre donde homenajeó al volcán Pacaya, de su país, Guatemala.

Este es un recorrido que no estaría completo si se dejara por fuera a una de las pastelerías más reconocidas y antiguas de la ciudad: Escribà. En la misma se encuentran exquisiteces elaboradas por Christian Escribà, que se han convertido en un reclamo tanto para sus vecinos, como para el resto de barceloneses quienes le hacen encargos bastante especiales cuando se acercan sus celebraciones. En la pastelería se realizan postres de alta costura adaptados a cada celebración, pero también para quienes son turistas y visitan Barcelona con la idea de poder conocer las mejores tiendas de dulces.

Y no solo por sus pastelerías es conocida Barcelona, ya que está concentra un foco de restaurantes que despiertan gran interés, dejando en claro que también cuenta como la ciudad de los postres, con sitios tan importantes como Espaisucre, que abrió el primer restaurantes de postres del mundo o como la propia escuela Hofmann como “el modelo de escuela perfecta, porque ha sabido integrar una formación real, con el aprendizaje en un restaurante con estrella Michelin».