La temperatura es importante en postres y vinos

Los restaurantes y lugares que trabajan con dulces fríos y vinos necesitan diferentes equipos para mantener los productos a las temperaturas correctas. Las neveras para vinos ó vinotecas, son unas neveras especiales que facilitan el servido del vino, ya que lo mantienen a la temperatura adecuada, permitiendo que los comensales aprecien todas las cualidades y características de los vinos, es por está razón que es de vital importancia comprar vinoteca indicada a las necesidades y productos que se ofrecen.

Son muchos los restaurantes que fallan en este aspecto, ya que dicen tener una buena carta de vinos pero no cuentan con el criterio definido para servir el mismo, sirviendo con exceso de temperatura o sumamente frío. Al utilizar una vinoteca se le puede prestar al cliente un mejor servicio automáticamente, ya que no solo se debe saber cómo servir el vino, sino que es importante servirlo a la temperatura recomendada. En el mercado podemos encontrar varios modelos de estas neveras especiales, las cuales tienen la capacidad para diferentes botellas, así como tienen diferentes temperaturas para las diferentes clase de vino, sea tinto, blanco o rosado.

Se han comercializado neveras para hogares, las cuales tienen dimensiones menores y que conservan de igual forma el vino, con temperaturas que varían entre 5 y 20°. Estas neveras también te pueden servir para refrigerar y mantener diferentes postres que necesiten dichas temperaturas, siendo el espacio perfecto para quienes trabajan con los mismos. Muchas recetas de postre necesitan tiempo en el refrigerador o congelador para obtener el resultado perfecto. Los congeladores y refrigeradores son aparatos que se utilizan para almacenar los alimentos, ya que tienen un mecanismo simple, donde se baja la temperatura de los productos menores a la del medio ambiente, para retardar la multiplicación de los microorganismos que causan deterioro en los alimentos.

Al estar en un refrigerador, la temperatura de almacenamiento generalmente oscila entre los 4°C, mientras que en el congelador está es de -18°C. Los alimentos que se almacenan aquí deben estar en recipientes cerrados, envueltos en papel o papel especial para alimentos, de forma que no haya contaminación entre alimentos, así como también se evita que los alimentos absorba los olores de otro. En el caso del congelador, es vital que los alimentos estén envueltos, con el fin de evitar el contacto con el aire, así no se resecan y se vuelvan rancias las grasas.

Cuando se habla de postres, estas temperaturas son importantes, en el procedimiento de enfriar cremas y budines, así como de su conservación, ya que se modifica la consistencia, por el proceso de gelatinización en las mezclas, además que los ingredientes de amalgaman de mejor forma. Esté proceso se debe producir de forma gradual, enfriando los compuestos a temperatura ambiente para luego pasarlos al refrigerador o congelador dependiendo del postre. Sin importar el tamaño del postre, esté se debe almacenar cubierto, para evitar el deterioro en la pieza completa o una porción. Todos estos aspectos son los más importantes a la hora de presentar comida o bebida a comensales.