¿Temes perder la concentración cuando estudias online?

En medio del actual entorno tecnológico, se ha hecho posible estudiar un postgrado a distancia aún cuando nos encontremos en cualquier parte del mundo, según estudiantes de EAE opiniones. Y es que la modalidad online ha beneficiado a muchos que trabajan y necesitan ajustar sus horarios a las jornadas laborales y también a su vida familiar y social.

Cuando se cursa un programa en modalidad online, es posible enfrentar diversos desafíos en el camino, como por ejemplo, lograr concentrarte sin que estemos presente en el salón de clases, o tener la necesidad de buscar nuestros propios espacios de tiempo y de esta manera dedicarlos al estudio. Para lograrlo, aquí te dejamos algunos consejos.

Cambiar de lugar al momento de estudiar

Se mantiene la premisa de que debemos estudiar siempre en el mismo lugar y que ello es efectivo. Pero investigaciones sobre el tema señalan que, esto no ha de ser así. Cambiar de lugar podría ayudarnos con la retención de información. Incluso, si nos movemos a otra habitación dentro de nuestro propio hogar puede resultar beneficioso.

Robert A. Bjork, quien es psicólogo de la Universidad de California-Los Angeles (Estados Unidos), indica que “conocemos estos principios desde hace tiempo, pero es curioso que las escuelas no lo aplican, o que hay gente que no lo aprende por ensayo y error”.

Esta es una recomendación que puede ser adoptada fácilmente cuando se estudia por internet, ya que somos nosotros mismos quienes elegimos dónde y a qué hora nos educamos.

Si hay ruido ambiental, es recomendable escuchar música

De acuerdo a las investigaciones, siempre resulta más sencillo concentrarse cuando el lugar es silencioso y sin distracciones, ya que se puede incrementar el rendimiento. Sin embargo, cuando vivimos en una ciudad, se dificulta encontrar lugares que sean silenciosos, en estos casos, se escucha música para mejorar la concentración ya que nos permite enfocarnos, en comparación a escuchar el ruido ambiental.

Estudiar antes de ir a dormir

Si se cuenta con un tiempo limitado para estudiar, un excelente consejo es destinar las horas antes de dormir a estudiar, y ello se debe a que antes de dormir el cerebro procesa mejor la nueva información que adquiere inmediatamente antes de dormir.

Según Jessica Payne, quien es psicóloga, y titular de esta investigación: “Nuestro análisis confirma que dormir directamente después de aprender algo nuevo es beneficioso para la memoria. Lo notable de este estudio es que prueba la influencia del sueño en los dos tipos de memoria declarativa (o explícita, que es la que nos permite recordar algo de manera consciente a largo plazo) que existen”.

Usa textos impresos

Cuando debemos estudiar textos que son muy extensos, hay quienes presentan mayor dificultad al leerlos en dispositivos electrónicos, o posiblemente les cuesta más concentrarse, debido a que es más fácil distraerse con otras cosas cuando se usa un computador, celular o tablet.

En tal sentido, si buscamos evitar dichas distracciones e aumentar la concentración, prefiere leer ‘a la antigua’: imprimiendo los textos en papel.